martes, 12 de septiembre de 2017

Gran batalla de los 5 ejércitos en las colinas de Robregordo

Tremebunda y épica batalla de Warhammer enfrentando 4000 puntos de muertos vivientes contra una alianza ocasional de guerreros del caos, ratas y dos tribus de orcos y goblin.

Enmarcada en la campaña de Robregordo, nos juntamos en el club Dragón de Madrid para hacer frente a las huestes del nigromante.

Tras devastar la comarca de Robregordo, numerosas bandas de saqueadores se avalanzan en busca de botín. El nigromante, celoso de los tesoros que aún permanecen ocultos se enfrenta a estos oportunistas, que oportunamente se alían para sobrevivir.



La tribu Goblin, dirigida por un Chamán goblin muy artero:


Los Skaven. Ratas de la peor cloaca del imperio:


Despiadados orcos:


Donde hay orcos suele haber algún imbécil, malvado y maloliente Troll:


Bárbaros asesinos corruptos por el Caos:


Imponente monstruo tripulado:

Las huestes del nigromante, salidas de lo más profundo del infierno:


 Ingeniería y terror al servicio de las más perversas pesadillas hechas realidad:


 El nigromante flanqueado por dos bestias no muertas:


  La batalla no fue muy sutil. Atacar al frente y apretar los dientes:






Como de costumbre los orcos tuvieron un intercambio de pareceres entre sí e incluso llegaron a las manos:


Un gigante se tomó un tentempié de esqueleto pútrido...


Y salió huyendo. ¿Cómo sería el sabor de tan exótico manjar...?


Los no muertos son un oponente complicado. No pelean bien pero nunca huyen y si son derrotados se vuelven inestables con lo que puede suceder c ualquier cosa.
Los no muertos son un oponente complicado. No pelean bien. Pero si son derrotados no huyen y se vuelven inestables. Lo mismo se desmoronan solos que sus bajas se reaniman y vuelven a atacar. Pero pelean hasta el último hueso en pie:


Los Snotling se internan en la espesura del bosque:


Las ratas son embestidas. Les costará. Pero terminarán venciendo a la caballería no muerta:


Orcos y jinetes goblin. Todos enfrascados en lucha contra los correosos esqueletos:


Los fanáticos goblin son un arma mortífera. Una vez se lanzan al ataque todo lo que queda en su camino es machacado.


 Más fanáticos cargando colina arriba. Causaron estragos incluso entre las filas de las ratas que se pusieron en su camino. No es la primera vez que unos fanáticos goblin destrozan a su propia unidad.


El chamán goblin, que salió volando en busca del nigromante. Pero este también voló en retirada. La batalla iba de frente para su causa. No era cuestión de enzarzarse con un molesto chamán goblin.


Los Trolls, como de costumbre, hicieron el idiota un rato para salir huyendo a la primera de cambio en cuanto vieron huir a un orco:


Los orcos se baten en retirada dejando el centro completamente destrozado y libre para la devastación de los no muertos. Los esqueletos eran ya imparables y la victoria del nigromante clara.



Los goblin en el flanco derecho intentaron romper la guardia de los zombies en un postrero ataque para salvar la batalla.

Hasta estos desastrosos combatientes zombies aguantaron el flanco protegidos por las lomas de las colinas. Cargar cuesta arriba fue demasiado para los goblin aun cuando los fanáticos habían abierto brechas en los zombies.


5 turnos y parece que la batalla estaba decantada a favor del bando no muerto, con los bárbaros del caos y los orcos en retirada. El otro flanco de las ratas y los goblin se mantuvo firme, pero incapaz de doblegar la marea de huesos y carne putrefacta.

En definitiva: Mastodóntica partida manejada con las reglas de Warhammer ancient y las listas de warhammer armies 3a edición. Es una buena combinación que permite resolver grandes batallas. De haber agilizado un poco más los combates hubieramos jugado más turnos. Hasta el 5º turno todos los combates pasaban por las manos y dados de Ángel que es el más "fogueado" con las reglas. En cuanto se le echó una mano todo fue más rápido. Y jugamos con muchas criaturas raras que nos obligaron a mirar muchas reglas especiales: Catapultas, monstruos-elefantes, gigantes, fanáticos goblin, magia, trolls, etc.

El caso es que lo pasamos bien, la partida fue vistosa con muchas miniaturas impresionantes y nos vimos las caras sobre un tablero.

Repetiremos sin duda.


No hay comentarios:

Publicar un comentario